Ruta Del Acebal de Prádena

La ruta se inicia en la inmediaciones de la zona recreativa del Bardal por la pista forestal de la dehesa. Paralelamente al Arroyo Carramingo llegaremos hasta la Cañada Real Soriana Occidental, la cual cruzaremos, ascendiendo por la pista hasta el paraje conocido como la Mina Mora, donde la abandonaremos para tomar la senda que discurre junto al murete de piedra que rodea la Acebeda.

A unos 600 metros de la intersección anterior, giraremos hacia la izquierda por un camino que nos adentrará en el bosque de acebos. De regreso, cruzaremos de nuevo la Cañada Real Soriana Occidental, dejando el área recreativa del Bardal a nuestra izquierda hasta el inicio-fin de la ruta.

53521      Horario————–2h 20 m                          gf  1 Severidad del medio natural

peligro-subida-con-fuerte-pendiente      Desnivel de subida—259m                      la-brujula-para-la-orientacion-en-la-tierra_318-60900 1 orientación en el itinerario

s      Desnivel de bajada—259m                       desplazamiento 1 Dificultad en el desplazamiento

gfDistancia horizontal-7,1km                      gf  2 cantidad de esfuerzo necesario

GF.png       Tipo de recorrido—-Circular

                Cálculo realizado para todo el año.

 

Inicio del recorrido – Área recreativa

La ruta comienza en el aparcamiento, a la entrada del área recreativa El Bardal, que se encuentra al borde de la N-110.

Al salir del aparcamiento, comenzamos la andadura por el primer camino que sale hacia la izquierda, dejando a la derecha el vallada del área recreativa, y donde encontraremos dos paneles informativos sobre rutas.

El descansadero.

El camino llega a una zona de pradera más abierta, es el descansadero de la cañada, Pampinar. Un panel informativo nos habla de los usos de la cañada y ofrece datos sobre algunas especies. Atravesamos el descansadero hasta llegar cerca del muro de piedra de los pinos detrás, y tomaremos el camino que sigue hacia la derecha, caminando un poco más adelante junto a este muro. De frente, en la falda de la sierra, se distingue el verde intenso y brillante de la acebeda

Arroyo del Cuarto Perdido.

Llegamos a una puerta metálica giratoria, que es necesario atravesar, para seguidamente tomar el camino de la derecha que va pegado al muro de piedra. Poco después encontramos un arroyo que debemos cruzar y que, dependiendo de la época del año, tendrá mas o menos agua. Pasado el arroyo, el camino da un giro hacia la izquierda, y siempre siguiendo las baliza con rayas amarilla y blanca, llegamos hasta la acebeda, donde nos podremos “perder” y recrear un tiempo entre los hermosos árboles. No olvidar el punto donde se encontraba la última baliza para luego continuar el camino desde ahí.

La Acebeda

Después de haber disfrutado de la belleza de la acebeda y sus paisajes, es hora de seguir el camino de regreso siguiendo las balizas que nos indican la ruta. Al llegar de frente a un vallado ganadero, nos dirigiremos hacia la derecha, iniciando el descenso. Durante la bajada todavía veremos ejemplares de acebo, compartiendo el entorno con robles y enebros.

La Dehesa y Retorno a Prádena

Tras unos 800 m, es necesario cruzar otras dos cancelas muy cercanas que impiden el paso del ganado. Nos cruzamos de nuevo con la Cañada Real, y seguimos el camino que encontramos de frente. Llaman la atención de los viejos árboles con gruesos troncos de corteza retorcida. Después de una bajada muy pronunciada se llega al camino común de la ruta circular que habíamos seguido al principio y que nos llevará hasta el aparcamiento.

¡Esperemos que lo disfruten mucho!