Fauna

Los acebos con sus bolas de de color rojo llaman la atención en los fríos días de invierno a multitud de animales. El acebo de ve beneficiado gracias a que su semilla se dispersa ampliamente.

Uno de los animales que se aprovecha del acebo es el mirlo (Turdus merula), lo podemos en multitud de espacios, pero es en el bosque donde se encuentra su hábitat natural.

Fuente de la imagen

Otro ave que se aprovecha del acebo es el alcaudón real (Lanius excubitor), identificable por su pico curvado. El enebro necesita que sus frutos pases a través del tubo digestivo de un ave para poder germinarlas.

Fuente de la imagen

Una de ellas es el estornino negro (Sturnus unicolor) que forma grandes bandadas en invierno y se alimentan de estos.

Fuente de la imagen

Entre los mamíferos , los pequeños ratones de campo (Apodemus sylvaticus) se pierden entre los acebos escondiendo semillas como reserva a lo largo del bosque.

Fuente de la imagen

Luego está la garduña (Martes foina) que en ocasiones se alimenta de los ratones de campo, pero también come frutos y en sus excrementos se suelen distinguir semillas.

garduna-uno
Fuente de la imagen

Especies interesantes:

Si realizamos la ruta al atardecer en un día de verano, es posible que nos encontremos a los murciélagos pequeños de herradura (Rhinolophus hipposideros) pasando a nuestro lado muy rápidamente. Son animales muy beneficiosos ya que ingieren cantidad de insectos, y así se reducen.estos animales están protegidos debido al declive de su población por falta de refugios.

2_5957
Fuente de la imagen

Otro cazador alado diurno es el azor (Accipiter gentilis). Este ave es rapaz y típicamente forestal seleccionado en función de la abundancia de presas. Suele nidificar en los los pinares, pero para cazar se decanta por el acebal o el enebral. Se alimenta de pequeños pajarillos y a veces hasta palomas. Este pájaro es muy apreciado por los cetreros ya que los utilizan para cazar y a veces estos pájaros tienen problemas con el expolio de sus nidos.

Fuente de la imagen

Esta zona de la sierra se caracteriza por la diversidad de ecosistemas y especies vegetales y es muy especial ya que es muy poco común que en la provincia de Segovia aparezcan.

El cerecillo (Lonicera xylosteum) es un arbusto de ramas rojizas y hojas redondeadas. Sus frutos son de color rojo y son altamente tóxicos. Se encuentran alrededor de la acebeda y en zonas húmedas y umbrosas.

Fuente de la imagen

 

El espino negro o espino cerval (Rhamnus catharticus) es un arbusto con ramillas espinosas, de hoja ovalada con borde aserrado y frutos de color negro.

De los frutos de este árbol se saca la base del color verde de las acuarelas. Para desarrollarse necesita estar en zonas húmedas al borde de los bosques o riberas de ríos; este está localizado en la rivera del arroyo del Cuarto Perdido.

RUTH

Anuncios