PUEBLOS DE LA ZONA

SANTO TOMÉ DEL PUERTO:

Santo Tomé del Puerto es un municipio de España perteneciente a la provincia de Segovia, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Tiene una superficie de 56,87 km². Asimismo, el municipio pertenece a la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda, adscrita al ochavo de Sierra y Castillejo.

No existe un núcleo con el propio nombre del municipio, sino que este a su vez está formado por otras cinco localidades que lo componen:

  • Aldealapeña, despoblado en la actualidad, en 1856 fue incorporado al desaparecido municipio de Siguero.
  • La Rades.
  • Rosuero.
  • Siguero, municipio independiente hasta 1970,constituido como Entidad Local Menor desde 2006 hasta 2013.
  • Sigueruelo, municipio independiente hasta 1973.
  • Villarejo, sede del ayuntamiento.

Símbolos

Escudo de Santo Tomé del Puerto

El escudo heráldico que representa al municipio se blasona de la siguiente manera:

«Escudo cortado encajado de sinople y gules, cargada la partición superior de una Cruz de San Juan de plata, y la inferior de un castillo de oro, acompañado en lo alto y bajo de sendas llaves de plata. Al timbre, la Corona Real Española.»

Boletín Oficial de Castilla y León nº 98/1998 de 27 de mayo de 1998
La descripción textual de la bandera es la siguiente:

«Bandera cuadrada, de proporción 1:1, de color rojo con una banda blanca, cargada al centro con el Escudo Municipal, en sus colores.»

Boletín Oficial de Castilla y León nº 98/1998 de 27 de mayo de 1998

Localización

Enclavado en las faldas del puerto de Somosierra, el municipio está situado en la intersección de la Autovía A-1 y la carretera N-110 al pie del puerto de Somosierra como su propio topónimo indica. Limita al norte con Cerezo de Abajo; al este con la estación de esquí de la Pinilla, perteneciente a Cerezo de Arriba; al sur, separada por la sierra homónima, con el pueblo de Somosierra y El Cardoso de la Sierra; finalmente, al oeste con Casla.

Los municipios de Villa de Santo Tomé del Puerto, en Segovia, la Villa de Somosierra, en Madrid y la Villa de El Cardoso de la Sierra, en Guadalajara comparten la Peña Cebollera, donde nacen los ríos: el Duratón en Somosierra y que pasa por el término municipal de Santo Tomé del Puerto y el río Jarama que nace en la vertiente de El Cardoso de la Sierra.

Clima

El clima está absolutamente influenciado por el hecho de encontrarse dentro del Sistema Central. Los inviernos son fríos con abundancia de lluvia y nieve. El verano destaca por el contraste entre el día, caluroso y la noche, que es fresca cuando no fría.

Sigueruelo:

Sigueruelo es una localidad perteneciente al municipio de Santo Tomé del Puerto, en la provincia de Segovia, comunidad autónoma de Castilla y León, España. En 2016 contaba con 27 habitantes.

Siguero:

Siguero es una localidad, pedanía, del municipio de Santo Tomé del Puerto, en la provincia de Segovia.

Localización

Enclavado en las faldas del puerto de Somosierra y a 1.119 metros sobre el nivel del mar. La distancia a Segovia capital es de 52 kilómetros, que se realizan por la carretera Nacional N-110. Madrid se encuentra a unos 100 kilómetros por la autovía A-1 (Carretera de Burgos) a excepción de los 3 últimos, que se hacen por la Nacional 110 (Soria-Plasencia).

 

Iglesia

Clima

El clima está absolutamente influenciado por el hecho de encontrarse dentro del Sistema Central. Los inviernos son fríos con abundancia de lluvia y nieve. El verano destaca por el contraste entre el día, caluroso y la noche, que es fresca cuando no fría.

ARCONES:

Arcones es un municipio de España, en la provincia de Segovia, comunidad autónoma de Castilla y León. Tiene una superficie de 31,75 km con una población de 243 habitantes y una densidad de 7,65 hab/km².

Su nombre proviene del latín arcone que significa límite o mojón. En 1.247 se cita como Archones.

Símbolos

Escudo de Arcones

El escudo heráldico y la bandera que representan al municipio fueron aprobados oficialmente el 23 de febrero de 2001. El escudo se blasona de la siguiente manera:

«Escudo partido, el primero, en campo de sinople dos arcones funerarios de plata, puestos en palo; el segundo partido, el 1.º en campo de oro un enebro de sinople terrasado de lo mismo, el 2.º de gules con una oveja de plata; bordura componada de dieciséis piezas, ocho de oro y ocho de veros. Escudo timbrado con una corona real de oro.»

Boletín Oficial de Castilla y León nº 90/2001 de 10 de mayo de 2001

La descripción textual de la bandera es la siguiente:

«Paño cuadrado, de proporción 1/1, con una franja vertical blanca, en el borde del asta, de anchura 1/4 del total de la anchura del paño. El resto, de color verde, lleva sobrepuesto al centro el escudo del Ayuntamiento de Arcones.»

Boletín Oficial de Castilla y León nº 90/2001 de 10 de mayo de 2001

Descripción

Al abrigo del alto de Peña Quemada (1833 m) y junto a la carretera N-110, que va de Segovia a Soria, Arcones vive a medio camino del pujante turismo rural, del sector servicios que precisa el paso de la carretera y de la ganadería que durante siglos ha convivido con sus habitantes.

Y si algo atrae a este pueblo de forma exclusiva a visitantes es el que acoja un lugar ideal para practicar el Ala Delta y parapente, la modalidad de vuelo más sencilla, y que permite la orografía del terreno, en el que también han surgido algunas canteras de extracción de áridos.

Conforman este municipio los barrios de Arconcillos (a 200 metros), Huerta (a 1,7 kilómetros), Castillejo (a 200 metros), La Mata (300 metros) y Colladillo (200 metros). Este último perteneció anteriormente a Matabuena. Pero también hubo otras pequeñas poblaciones en el lugar como La Anduela , donde aún existe una fuente. La leyenda dice que desapareció al introducirse una salamanquesa en el agua de los invitados cuando se celebraba una boda. La Nava y la Vega del Alamillo tienen aún algunos restos de construcciones.

Desde lo más alto, en el puerto de Peña Quemada, nace el río del Pontón (afluente del rio Cega), que pudo llamarse antes Monicio, y destacaba porque no resulta accesible el lugar de su nacimiento. Tras ser utilizadas sus aguas por un molino, vuelve a ocultarse. Su orografía hace disponer de abundante agua habitualmente. En otro tiempo tenía fama la fuente del Cubillo, a la que se le han atribuido propiedades minerales.

Los pastos de las laderas generaban abundante actividad ganadera y también cinegética. Precisamente ésta es una de los principales atracciones que siguen manteniéndose hoy. Su escasa agricultura se dedicaba al lino y a producir algunas legumbres.

Destaca en la tradición gastronómica la elaboración de la caldereta, un guiso de cordero que debieron tomar de los pastores que transitaban por la zona, por donde transcurre la Cañada Real Soriana Occidental, que discurre a lo largo de la falda de la Sierra.

Los pastos de las laderas generaban abundante actividad ganadera y también cinegética. Precisamente ésta es una de los principales atracciones que siguen manteniéndose hoy. Su escasa agricultura se dedicaba al lino y a producir algunas legumbres.

Destaca en la tradición gastronómica la elaboración de la caldereta, un guiso de cordero que debieron tomar de los pastores que transitaban por la zona, por donde transcurre la Cañada Real Soriana Occidental, que discurre a lo largo de la falda de la Sierra.

Respecto a sus templos, destaca su iglesia románica, algo rudimentaria pero de gran valor histórico por ser una de las más antiguas de la Comunidad de Villa y Tierra de Pedraza. Está formada por tres naves y dedicada a San Miguel Arcángel. Se encuentra situada en el barrio de Arcones, donde también está el Ayuntamiento y el Centro Médico. Cuenta con la ermita de Nuestra Señora de la Lastra, situada en dirección a la Sierra, en el paraje conocido como La Berrocosa. Esta Virgen, cuya imagen tiene al niño cogido sobre sus rodillas, es venerada sobre todo en el mes de mayo, aunque los barrios celebran la fiesta el 8 de septiembre, en que la figura es llevada por las calles de Arcones para depositarla en la ermita al día siguiente. También celebra fiesta local a finales de septiembre, día de San Miguel Arcángel. Además existen en el término municipal las ermitas de Santa Cristina, en el barrio de Huerta y, San Roque, junto al cementerio en el barrio de Arcones.

Como dato arqueológico, en el barrio de Castillejo se descubrieron en 1901 varias tumbas de piedra, por lo cual, y por el significado de su nombre, seguramente tuvo más importancia social y económica que de la que sus escasos habitantes gozan hoy.

Sabinas y robles centenarios, tejos, álamos, fresnos, sauces, acebos, pinos…conforman parte de la riqueza de Arcones.

Manaderos y surgencias acuíferas de las cuevas de Pepón, San Frutos y Longaniza.

Casla:

Casla es una localidad y municipio de España, en la provincia de Segovia, comunidad autónoma de Castilla y León. Tiene una superficie de 17,59 km² con una población de 167 habitantes (2014) y una densidad de 9,38 hab/km².

Está situado junto a la carretera N-110 y próximo a la A-1. Esta a 4-5 km del pueblo de Prádena.

Historia

Ayuntamiento y frontón

Casla es uno de los pueblos más antiguos de la Comunidad de Villa y Tierra de Sepúlveda. Se encuentra situado en el piedemonte de la Sierra de Somosierra, al paso de la carretera N-110 de Soria a Plasencia, su existencia se remonta a antes de la conquista de los árabes, ya que se han encontrado en las inmediaciones algunos restos arqueológicos del Calcolítico.De hecho, su topónimo es de origen visigodo, aunque no fue hasta el año 1247 cuando se nombra al pueblo por primera vez en su documento escrito.

Casla es un pueblo que ha vivido históricamente vinculado a la ganadería, y más concretamente al pastoreo trashumante. Encima del pueblo por la falda de la sierra, transcurre la Cañada Real Soriana Occidental, y por el puerto de Somosierra la Cañada Real Segoviana. Los viajes en otoño y en primavera marcaban el ritmo vital del pueblo, dado el número de vecinos que se dedicaban a la trashumancia. En esta zona serrana era además muy habitual la actividad del esquileo. En 1850 Casla contaba con 321 habitantes y su actividad mayoritaria era la cría de ganado lanar. Según constata Pascual Madoz en su Diccionario Geográfico de España.

Debido a su situación geográfica, durante los primeros siglos de la Reconquista, quedó incluida en la denominada Extremadura castellana. Aunque la despoblación fue un hecho generalizado en toda esta región, según Luis Miguel Villar, esta zona de las cuencas del Duratón y el Caslilla no llegó a despoblarse totalmente, y se mantuvo una cierta continuidad tras el paréntesis de la invasión. Esta afirmación la autentifican los hallazgos arqueológicos y los topónimos prerromanos, romanos y visigodos conservados.

Atribuyen el nombre de Casla a que tenía una sola casa en la época medieval y de ahí se ha mantenido su denominación. Y tiene el honor de haber dado nombre a otro núcleo, Caslilla, como Prádena hace con Pradenilla. También da nombre al río Caslilla que nace en el alto de la sierra y pasa por el pueblo para desembocar en el Duratón. Los vecinos contaban con una buena fuente que se encontraba a 400 pasos del casco urbano, además de diversos manantiales que formaban el arroyo Cabrerizo y Sepúlveda. Pero Casla tuvo por anejo a Sigueruelo (con iglesia dedicada a San Sebastián), que hoy pertenece a Santo Tomé del Puerto. La relación comercial y administrativa que mantenían los vecinos de Casla era fundamentalmente con Sepúlveda, aunque también es muy probable que se viviera muy de cerca el día a día con la vecina Prádena.

Leyendas

Una de las leyendas más conocidas de Casla es la que cuenta la aparición de la Virgen de la Estrella a un pastor. Su imagen se le apareció al pastor en una estepa y la intenta trasladar; pero cuando traspasa los límites del término municipal la imagen desaparece. El pastor regresa de nuevo al lugar de la aparición y allí la vuelve a encontrar. Los nuevos intentos para trasladar la imagen tienen los mismos resultados, y en el lugar donde apareció se construyó la ermita. No se sabe cuándo se produjo esta aparición, pero tuvo que ser después del siglo XI, es decir, cuando los árabes habían abandonado esta zona de la Sierra y, como muy tarde, antes del siglo XVl, puesto que hay noticias ciertas de que la Ermita ya existía a finales de este siglo. La advocación bajo la que seveneraba a la Virgen, Nuestra Señora del Estepar, estaba relacionada precisamente con el arbusto donde tuvo lugar la aparición, una estepa. Es aproximadamente hacia el año 1665 cuando se produce el cambio de advocación, para pasar a ser Nuestra Señora de la Estrella. Cuenta, además, una leyenda local que en las noches de Gran Luna -probablemente refiriéndose a las noches de superluna-, la mujer más maravillosa que existe sale a contemplar las estrellas; y a ser rondada a la Luz de la Luna.

Lugares de interés

 

Iglesia de San Pedro, en Casla.

 

Casa singular de piedra

 

Ermita

 

Paisaje desde el pueblo

 

Piedras de ornamentación

El pueblo de Casla asciende formando calles estrechas, dentro de su casco urbano, el edificio más destacado es la iglesia parroquial de San Pedro, una sencilla, pero monumental construcción de tres naves, con la cabecera orientada hacia el sur. La nave central es la más alta y se remata con el presbiterio. En el interior de la iglesia, destacan varios retablos barrocos y neoclásicos. De entre todos sobresale el retablo mayor, que es barroco y de tres calles. En sus hornacinas se albergan las imágenes de San Pedro, San Antón y de la Virgen del Carmen. Además la iglesia de San pedro cuenta con una custodia de sol realizada en Segovia a mediados del siglo XVIII.

  • Ermita de San Roque: Se localiza en lo que antiguamente debían ser las afueras del pueblo. Se trata de un humilladero edificado en el siglo XVIII en un estilo sencillo y austero y en el que se guarda la imagen de San Roque.
  • Ermita de Nuestra Señora de la Estrella: Al pie de la sierra, rodeado de sabinas y olmos, se encuentra la ermita de Ntra. Señora de la Estrella. En ella existe un cuadro que recuerda que los fieles Alejandro Ramos, Tomás Sanz, Gabriel Vega y Marcos Martín invocaron a la virgen ante una gran tormenta, de la cual pudieron salir ilesos al descargar una exhalación, que, sin embargo mató a un perro que se encontraba con ellos. Este templo fue restaurado mediante las limosnas ofrecidas en el año 1669. Era costumbre que en la víspera de la Asunción, a las doce de la noche, todos los jóvenes y resto del pueblo iban a la ermita a rezar el rosario, cantar la salve y, los más jóvenes, con instrumentos de cuerda, cantaban unas coplillas, para depositar luego un ramo de flores en el alero del tejado de la puerta.
  • La Fragua y el Potro de Herrar: Pueblo de gran tradición ganadera, Casla conserva su potro de herrar y su fragua. Ambos son mudos testigos de formas de vida ya extinguidas y eran muy importantes para el desarrollo de las labores cotidianas. El primero es de enebro, madera de excelente calidad muy abundante en el término. La segunda se ha convertido en almacén.
  • Cuevas de Casla: Cueva de la Carretera, de la Cocinilla y de la Curva. Se puede consultar más información en el libro -Catalogo de cavidades de Arcones, Prádena, Casla y Sigueruelo-.

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s